La inocuidad microbiológica del pienso es una obligación del Reglamento de Higiene y un parámetro de calidad, preservación de la salud de los animales y prevención de micotoxinas.

La cadena alimentaria debe vigilar las zoonosis transmitidas por los alimentos, para ello el control microbiológico de las materias primas y piensos es de suma importancia.

La aplicación de mezclas de ácidos orgánicos (como aditivos conservantes) constituye cada vez más una práctica común para la fabricación de piensos seguros y de calidad. La utilización de conservantes líquidos, aunque requiere una instalación apropiada, ha ido aumentando por la mayor eficacia con respecto a los sólidos y por el ahorro económico que supone.

Nutrofeed - De la higiene de piensos a la salud intestinal
Nutrofeed - De la higiene de piensos a la salud intestinal
Ácidos Orgánicos

Mecanismo de acción:

  1. Disminución del pH del medio (forma disociada): medio hostil patógenos y disminución umbral térmico. Un pH alrededor de 5 es crítico para la mayoría de bacterias patógenas objetivo.
  2. Penetración e interacción con funciones metabólicas y alteración del equilibrio osmótico celular (forma no disociada).

Tipos:

Se clasifican según su número de átomos de carbono y grupos ácidos. La característica más importante es el pKa y coeficiente de reparto, ya que dependiendo de estos será más eficaz para un uso concreto.

  • Fórmico (único catalogado como Higienizante), Propiónico y Láctico: acidificantes y bactericidas
  • Propiónico y sórbico: fungicidas.
  • Ácidos de cadena media, butírico y Benzóico: zootécnicos

Sinergias:

Los tensioactivos disminuyen la tensión superficial del agua permitiendo la mayor penetrabilidad y difusión del conservante, los propios ácidos orgánicos con coeficiente de reparto adecuado realizan esta función. Actúan aumentando la permeabilidad de las membranas microbianas a lo así como, esta mecanismo de acción también lo tienen algunos aceites esenciales como los Bioflavonoides.

Documentos de interés: